Mezquita de Nasir-ol-Molk, en Shiraz, una de las más espectaculares de Irán por sus juegos de luces

7 itinerarios para viajar a Irán

Hay destinos en el mundo que se merecen apenas un viaje y aún deberían estar agradecidos. Y no hablo de lugares que no tengan atractivos turísticos, pues al fin y al cabo las mejores experiencias viajeras se viven fuera de estos supuestos lugares de interés, sino de lugares que realmente ni son hospitalarios ni ofrecen nada fuera de lo habitual para que tu experiencia resulte interesante.

Sin embargo, hay lugares que están en el extremo opuesto y que permitirían viajar ahí muchas veces y realizar mil viajes distintos dentro de sus fronteras. Entre este club selecto se encuentran lugares como China, la India, Tailandia… y en mi opinión, Irán.

Irán posee unas características que lo hacen muy especial a todos los efectos. En primer lugar, el efecto miedo (totalmente injustificado) mantiene al turismo alejado del país, lo que permite al viajero disfrutar a su aire y vivir auténticas aventuras. En segundo lugar, la hospitalidad del pueblo persa es incomparable, lo que permite visitar los mismos sitios pero viviendo experiencias distintas cada vez según las personas que te acaben invitando a comer, a salir de excursión o a dormir en sus casas. Y en último lugar, aunque no por ello menos importante, la inmensa riqueza cultural y paisajística del país.

Así pues, en este artículo te explico 7 posibles itinerarios de viaje que puedes realizar durante tus próximos viajes a Irán.

1. Irán Clásico

Típicos mosaicos en la arquitectura Iraní
Típicos mosaicos en la arquitectura Iraní

La ruta más clásica a través de Irán implica realizar un bucle partiendo desde la capital, Tehran, descendiendo a través de las ciudades situadas al borde de los desiertos (Kashan, Nain, Yazd, Kerman), para posteriormente regresar vía Shiraz e Isfahan de vuelto a la capital.

Este recorrido es uno de los más interesantes a nivel arquitectónico, pues podrás descubrir multitud de mezquitas, madrazas y mausoleos, así como preciosas plazas, jardines, palacios y mansiones tradicionales. Podrás visitar ciudades con casas de adobe, el sitio arqueológico de Persépolis, así como disfrutar de la vida en las grandes ciudades Iraníes, con sus espectaculares bazares y calles concurridas y llenas de vida.

La cultura es absolutamente esplendorosa en esta ruta, y la riqueza de las regiones que atravesarás muy difícil de igualar, así como su mezcla de religiones, pasando desde el más reciente islam visible en todas las mezquitas al antiquísimo Zoroastrismo, con algunos templos del fuego que aún puedes visitar en zonas como Yazd.

2. Los desiertos de Irán

La región de Kaluts, en el desierto de Dasht-e Lut, en Irán, con preciosas formaciones rocosas en medio de la arena gris oscuro
La región de Kaluts, en el desierto de Dasht-e Lut, en Irán

La ruta a través de los desiertos de Irán es muy interesante para aquellos amantes de este tipo de paisaje, pues Irán ofrece principalmente 2 desiertos ligeramente separados: Dasht-e Kavir y Dasht-e Lut, el último de ellos poseedor del récord de temperaturas cálidas del planeta, lo que invita a realizar esta ruta fuera del verano, aunque también fuera del invierno, donde incluso puede nevar. Lo ideal es Marzo y Noviembre.

Saliendo de Tehran, podemos iniciar el recorrido hacia el Sur pasando por Kashan y visitando Nain, y ahí desviarnos hacia el interior, pasando por la multitud de preciosos pueblos de casas de adobe como Anarak, Garmeh o Bayazeh, realiando excursiones a las dunas de arena, lagos de sal y espectaculares paisajes que el desierto Iraní ofrece.

Posteriormente te puedes dirigir hacia Esfahak y Birjand, desde donde puedes atravesar el Dasht-e Lut hasta llegar a Kerman, no sin detenerte a explorar las espectaculares formaciones rocosas en medio de las arenas negras de este duro desierto.

3. El Kurdistán Iraní

El pueblo de Palangan, en espectacular disposición en la ladera de la montaña, en el Kurdistán Iraní
El pueblo de Palangan, en espectacular disposición en la ladera de la montaña

Como ocurre en ocasiones, las tensiones políticas y otras historias que poco o nada tienen que ver con el viajero acaban por generar una reputación a ciertas regiones del mundo, frecuentemente injustificada, y muchas veces incluso incomprendida por el mismo pueblo del país al que pertenecen.

El Kurdistán es uno de estos lugares que ha generado esta mala reputación. Sumado a su cercanía a Iraq provoca que muy pocos viajeros salgan de la ruta estándar para dirigirse a esta región, en lo que yo considero un tremendo error, pues si se dispone de tiempo suficiente resulta extraordinario poder comparar el Irán clásico con la región habitada por los Kurdos.

Sus culturas son geográficamente cercanas, pero su forma de vivir, vestir y socializar totalmente distinta, así como sus paisajes, que son más verdes y muy montañosos, formando estrechos valles con ríos que fluyen por su interior. El Kurdistán es extenso y si dispones de varios días puedes realizar una ruta más o menos amplia, aunque lo mejor es dirigirse a la región de Sanandaj y desde ahí explorar los distintos valles que se encuentran alrededor, desplazándose a Marivan para acceder al valle donde se encuentran Uraman Takh o Paveh, o visitando la preciosa Palangan, todos ellos pueblos escalonados en las montañas donde el techo de una vivienda forma el suelo de la vivienda superior.

4. El Norte verdoso

Preciosa puesta de sol desde Mahmudabad, en el Mar Caspio de Irán
Preciosa puesta de sol desde Mahmudabad, en el Mar Caspio de Irán

La región más al Norte de Tehran es todo un paradigma a los ojos del que lleva varias semanas viajando por el Irán desértido. El paisaje cambia, llega la vegetación, en ocasiones incluso frondosa, en un clima húmedo que procede en gran parte del Mar Caspio.

Un posible itinerario comenzaría en Tehran dirigiéndose primero a Golan, desde donde puede comenzar la ruta resiguiendo el Mar Caspio pasando por lugares tan preciosos como el pueblo de Masuleh y llegando finalmente a Ardabil.

De ahí hasta Tabriz pasando por Kandovan y tomando un vuelo de regreso a Tehran o a casa (hay aerolíneas que vuelan desde ahí) o bien emprender el viaje de vuelta por carretera para descubrir algunos de los castillos por la región de Zanjan y alrededores, pasando finalmente por Qazvin, con un bonito y compacto centro histórico, antes de llegar de vuelta a Tehran.

5. El Khuzestan y los nómadas Bhaktiari

Familia de nómadas Bhaktiari en las montañas Zagros del Kuzhestan
Familia de nómadas Bhaktiari en las montañas Zagros del Kuzhestan

Otra opción para los más aventureros o si ya conoces otras regiones de Irán es centrarte en descubrir la región del Khuzestan, una provincia con una importante población de origen árabe situada al Oeste, en contacto con Iraq y el golfo Pérsico.

Esta región fue habitada desde hace 6.000 años por los Elamitas durante la época de esplendor de la vecina Mesopotamia y algunas de sus ciudades, como la conocida Susa, siguieron en pie hasta hace apenas unos 800 años. Estos más de 5.000 años de historia pueden encontrarse en forma de patrimonio arqueológico en este área, especialmente en la ciudad de Susa, en Shushtar (sistema de irrigación y preciosa arquitectura), en el ziggurat (templo en forma piramidal) mejor conservado del mundo de Chogha Zanbil., etc.

Tras visitar este área bastante compacta puede interesarte regresar en dirección a Isfahan atravesando las montañas Zagros, donde existen oportunidades de trekking, pueblos preciosos o incluso la posibilidad de acompañar a los nómadas locales, los Bhaktiari, en su travesía anual con sus rebaños a través de estas montañas.

6. La Ruta del Khorasan

Antiguo caravanserai abandonado donde paraban las caravanas de la Ruta de la Seda, en la ruta del Khorasan, Irán
Antiguo caravanserai abandonado donde paraban las caravanas de la Ruta de la Seda

Para los que tienen la ilusión de poder recorrer las arterias principales de la Ruta de la Seda, debes saber que a través de Irán cruzaba la arteria principal, uniendo Samarcanda en Uzbekistán con Baghdad en Iraq, en un camino que discurría por el Norte del país.

Esta región es muy poco explorada por los viajeros a Irán y ahí se encuentran aún muchos restos arqueológicos de distintas civilizaciones aún no explotados turísticamente y que puedes, por lo tanto, explorar a tu aire. Hay pocas sensaciones tan increíbles como la de entrar en un caravanserai abandonado de 600 años de antigüedad en medio del desierto iraní…

Una posible ruta sería saliendo de Tehran y subiendo haciendo paradas en los distintos puntos donde paraban las caravanas, pasando por Damghan, visitando Bastam, siguiendo hasta Zabzevar, Nishapur y Mashhad, actual núcleo muy importante de peregrinaje musulmán. De ahí puedes descender y explorar más al Sur de la región del Khorasan, una de las más inéditas y poco conocidas, incluso por los propios Iraníes, para finalmente llegar de regreso a Tehran.

7. Explorando el Baluchistán y el Sur

Las 'Montañas Marcianas' en el Baluchistan Iraní no parecen de este planeta
Las ‘Montañas Marcianas’ en el Baluchistan Iraní no parecen de este planeta

El Baluchistán es otra de estas regiones que goza de mala fama. Si bien es cierto que han existido algunas incidencias en el pasado en lugares muy cercanos a la frontera con Afganistán, generalmente están asociados a conflictos de drogas y contrabando que poco a nada tienen que ver con el viajero a la región, con lo que es totalmente improbable que se vea envuelto en ellos.

La región del Baluchistán ofrece aún otro contraste interesante dentro del mismo país, en este caso no a nivel paisajístico, sino cultural, pues en esta región habita la etnia de los Baluchi, con muchas más similitudes a los Pakistaníes o Indios que a los Iraníes, lo que puede verse en sus caras y en su vestimenta, siempre muy colorida. La región ofrece paisajes espléndidos como volcanes semi-activos, playas espectaculares donde las dunas de arena terminan contra el mar, así como bulliciosos bazares y arquitectura considerablemente distinta al resto del país.

Pues comenzar la ruta volando a Zahedan y de ahí descender progresivamente, pasando por el volcán de Taftan, la ciudad de Iranshahr para llegar a la icónica Chabahar, fea por fuera pero preciosa y llena de vida por dentro cuando uno logra descubrir sus entrañas. Desde ahí puedes acercarte a Govater al Este, cerca de la frontera con Pakistán, y luego seguir hasta Darak, un lugar paisajísticamente privilegiado en el mundo. Finalmente puedes seguir tu ruta hasta Bandar Abbas para tomar un ferry a la isla de Qeshm, abundante en paisajes, playas y cultura local, aunque algo difícil de explorar por cuenta propia.

Organizando un viaje a Irán

Irán es, sin lugar a dudas, uno de mis lugares favoritos en este planeta, lugar al que volvería una y otra vez para explorar nuevos rincones, hacer nuevos amigos y vivir distintas experiencias.

Soy consciente, en todo caso, de que es un país que ha recibido muy mala propaganda y que quizás muchos no sabéis muy bien qué esperar, lo seguro que es viajar ahí o como organizar el viaje. Con el servicio de asesoría de tripperzone puedo ayudarte a despejar todas tus dudas sobre este país y ayudarte a organizar tu próximo viaje a este destino que, para mi, es de los más increíbles de este mundo.

6 comentarios en “7 itinerarios para viajar a Irán”

    1. Por supuesto Alfredo, igual que España, donde tampoco pueden venir extranjeros, pero esto pronto va a cambiar, tanto para Irán como para el resto de los casi 160 países a los que ahora mismo NO se puede viajar. Tiempo al tiempo y mucha paciencia 😉

  1. Muchas gracias por tus publicaciones, Dani. Me encanta el enfoque le de das y son de las pocas cosas positivas al dia durante esta cuarentena.

    1. Juan, muchas gracias por tu comentario, es agradable saber que hay gente que valora este trabajo 🙂 Por mi parte es también una alegría poder compartir cosas del mundo a través de este blog, pues poco más puede hacerse ahora mismo hasta que no abran las fronteras! Un saludo!

  2. Dani:»Tiempo al tiempo y mucha paciencia» y esto ¿que significa?.¿Se puede viajar a Irán o no¨? Tengo entendido que es uno de los países asiáticos más comprometidos por el virus y sus hospitales no están en condiciones de recibir a infectados por la pandemia.Incluso es uno de los más perjudicados por la cantidad de contagios y muertos.Intenta preveer una fecha factible de salida y te haré llegar mis propuestas.Gracias.Alfredo

    1. Hola Alfredo, qué tal?

      Ahora mismo no puedes aún viajar a Irán, principalmente por 2 motivos:
      1. El Gobierno de España no nos deja salir del país por ahora, probablemente esta prohibición se levante cuando termine la fase 3, lo que vendría a ser sobre el 1 de Julio.
      2. Los países vecinos cerraron fronteras y muchas aerolíneas dejaron de volar a Irán debido a la crisis del coronavirus, por lo que ahora mismo la logística está complicada. Esto es más difícil saber cuando cambiará y no puedo darte una previsión, pero sin embargo el encierro no es absoluto, así que es un obstáculo menor y se podria encontrar la manera de solventarlo.

      La buena noticia es que Irán realmente no ha cerrado fronteras, así que cuando otros países permitan viajar ahí la apertura debería ser inmediata.

      Desconozco la situación concreta del país respecto al coronavirus, sí sé que cuentan con buenos hospitales y que sus médicos son buenos. Tengo amigos en varias ciudades y cuando hablo con ellos no parecen muy preocupados por el tema, o al menos no más que aquí. Parece que como en muchas cosas se ha exagerado un poco lo que ha ocurrido ahí.

      Respecto a la estadística que comentas, en números oficiales en Irán hay 90 muertos por 1 millón de habitantes. En España tenemos 574 muertos por 1 millón de habitantes. Sean estos números lo razonables que puedan ser, la diferencia es claramente a favor de Irán, así que parece más seguro moverse por ahí, aunque si es cierto que a fecha de hoy ahí hay ahora más contagios diarios que aquí.

      Así pues, ‘tiempo al tiempo y mucha paciencia’ significa exactamente esto, que hay pocas cosas en firme ahora mismo y lo único seguro de momento es que este verano se podrá viajar a muchos países de Europa (confirmados Grecia, Croacia, Islandia, Serbia, Eslovenia, entre otros) y a Méjico y Tanzania a nivel intercontinental. El resto aún parece que está por decidir y no hay fechas en firme.

      Como quizás ya sabes, nuestro servicio de asesoría durante la época de inertidumbre viajera que provoca el coronavirus tiene duración ilimitada, así que si quieres comenzar a organizar un viaje, siempre puedes contratar el servicio ahora y viajar cuando sea factible, sin límite temporal. Tú mismo 🙂

      Un saludo!

Deja un comentario