China rural

Wuyuan: China rural para un viaje alternativo

Te doy 5 segundos para pensar… ¿Cuál es la primera imagen de China que se te viene a la mente?

5, 4, 3, 2, 1… ¡se acabó el tiempo!

Desconozco cual habrá sido la imagen que se te habrá venido a la cabeza. Puede que sea la de la Gran Muralla al Norte de Pekín, la de los Guerreros de Terracota de Xi’an, de los rascacielos de Hong Kong… O quizás has pensado en la China rural, alguna estampa con campos de arroz muy verdes y niebla de fondo…

 

El lugar más hermoso de la China rural

Bien. Sea lo que sea lo que has imaginado, hoy te propongo un viaje alternativo a la China rural. Una China que prácticamente nadie conoce y que, en mi humilde opinión, tiene igual o incluso más valor que la China más turística y comercial. Voy a centrarme en la pequeña comarca de Wuyuan.

La comarca de Wuyuan, a es un paraíso natural con pequeños pueblecitos repartidos en las lomas de las colinas, al lado de los ríos y rodeado de extensas plantaciones de arroz. Wuyuan posee un encanto natural y arquitectónico sin igual en toda China. De hecho, es uno de los pocos lugares donde podemos ver la arquitectura tradicional China en estado puro, perfectamente conjuntada con la naturaleza y sin turismo occidental de por medio. De hecho, el título honorario con el que los chinos conocen Wuyuan es ‘el lugar más hermoso de la China rural‘.

La capital de Wuyuan, del mismo nombre que la comarca, se sitúa a unos 500km al Suroeste de Shanghai, en la provincia de Jiangxi, de la que probablemente no hayas oído hablar hasta hoy. Está bien conectada con otras localidades principales, tanto por tren como por autobús. Tras haber llegado, la ciudad reviste poco interés, así que lo más recomendable es tomar un autobús y encaminarse a los pueblos.

 

Visitando la comarca de Wuyuan

Existen 3 ejes interesantes para visitar que salen de Wuyuan, uno en dirección Este (el más turístico), otro en dirección Norte (intermedio) y otro hacia el Oeste (el menos turístico), todos cubiertos por numerosos autobuses que realizan los recorridos de pueblo en pueblo, considerablemente populares entre los turistas locales chinos.

Si no pasa ningún autobús, a veces es posible conseguir un trayecto haciendo autostop, aunque en China es muy poco frecuente y muy pocos conductores entienden qué ocurre ni paran. Incluso peor: algunos paran y te recogen pero no tienen ni idea de qué es lo que estás haciendo ni el motivo por el que te has subido a su coche, así que puedes acabar en cualquier parte si no te haces entender correctamente.

Por este motivo vale mucho la pena, como norma general para cualquier viaje a la China rural, aprender algo de Chino mandarín. Muy poco, lo básico, pero expresiones como ‘¿Dónde está la parada de autobús?‘ resultan extremadamente útiles y te sacarán de más de un apuro. Prácticamente ningún chino habla inglés, y ya no digamos castellano, así que el mandarín será tu única arma durante el viaje.

Como aprenderás rápido, los Chinos cobran por todo salvo por respirar, y Wuyuan no es excepción. Existe, en todo caso, un pase de 5 días que te da derecho a visitar toda la región a tu ritmo por 210 yuanes (unos 27 Euros al cambio de hoy). Personalmente, recomiendo un mínimo de 3 días para explorar la zona, aunque 4 o 5 no vendrían nada mal.

Sin más, vamos a explorar los pueblos del Este y del Norte de la comarca de Wuyuan, los que poseen mayores bellezas naturales, culturales y arquitectónicas.

huangling china rural
Pueblo de Huangling, en Wuyuan

 

Explorando los pueblos del Este

Recomiendo tomar un autobús hasta el final del recorrido, las Terrazas de Arroz de Jiangling. Esta zona es preciosa por las excursiones que puedes realizar a través de los campos de arroz en un entorno de montaña, muy pastoral, que parece a años luz de la civilización.

De ahí puedes esperar el autobús o tratar de hacer autostop hasta Xiaoqi, un pequeño pueblecito que data del año 787, casi en su totalidad rodeado por un río. Piérdete por sus calles, entra en los edificios visitables, y sube andando al lado del río, a través de campos de flores, hasta Upper Xiaoqi. La mayor parte de edificios son de la época de la dinastía Qing (1644) y, aunque cuesta de ver a nivel de suelo, tanto los edificios como los caminos de piedra que los unen están dispuestos de forma que el pueblo parezca un tablero de ajedrez, donde los edificios son las piezas. Si subes un poco por la ladera de la montaña y lo apreciarás en perspectiva.

Desde Xiaoqi puedes llegar en bus o autostop hasta Jiangwan, el que quizás sea el pueblo más ‘perfecto’ en cuanto a disposición de sus calles y belleza racional que puedas encontrar. Desde el aire, sus calles están dispuestas formando el carácter chino ‘An’, que significa paz y felicidad. A ras de suelo, te impresionará la entrada al pueblo a través de un puente de piedra rodeado de agua, la harmonía de sus calles y la belleza arquitectónica de sus residencias y mansiones (de tipo Huizhou en su mayoría).

Bajando más encontrarás Wangkou, un pequeño enclave dispuesto a lo largo del río con una economía centrada lo que nada en este. Es un lugar entrañable, donde apenas se aprecia el turismo y la gente local anda a sus anchas llevando una vida tradicional. El pueblo tiene algo más de 1000 años de antigüedad y tuvo importancia como puerto y mercado donde atracaban los buques desde tiempos remotos.

Más abajo de Wangkou se encuentra Likeng, una de las joyas de Wuyuan. Este pueblo crece como ramas de un árbol siguiendo la forma de los canales que lo cruzan, con pequeños puentes de piedra que unen las callejuelas con las casas, al más puro estilo veneciano, pero con una marcada arquitectura y decoración propias de la China rural. Likeng es un pueblo mágico, que goza de una belleza no estructurada, caótica, que desarma los sentidos y te abruma con sus colores y olores y te relaja con su ritmo tradicional.

likeng china rural
Likeng, un precioso pueblo de la China rural

 

Descubriendo los pueblos del Norte

Toma el autobús en dirección Norte y bájate al final, en la localidad de Shicheng. Este pueblo perdido en lo alto de una colina te enamorará, pues aparte de su extraordinaria arquitectura blanca con techos de pizarra gris, cuenta con más de 100 árboles milenarios y de especies muy poco frecuentes. En otoño, montañas de chinos amantes de la fotografía se dirigen a este lugar para captar la magia del cambio de color de sus hojas. En cualquier otra época, el lugar destiñe belleza.

Algo más abajo se encuentran las cuevas de Lingyan. Para mi, uno de los tesoros menos conocidos y más impresionantes del planeta en cuanto a cuevas se refiere. Algunas de ellas son gigantes, profundas como edificios de 10 plantas y con formaciones de todo tipo en su interior. Aparte, existe la posibilidad de salir de una de ellas en un bote de remos, admirando un techo cubierto de luciérnagas a modo de noche estrellada.

Siguiendo con la ruta carretera abajo, te cruzarás con Wolong Valley, al lado de la montaña de Dazhang, un paraíso natural, con el 90% de su territorio cubierto de bosque, y con pequeñas localidades con arquitectura propia de la China rural esparcidas por su territorio.

Uno de los lugares más conocidos de esta ruta viene a continuación. Se llama Rainbow Bridge, aunque en mi opinión no merece tanto la pena como otras zonas e incluso me atrevería a decir que decepciona un poco, pues tiene poco de auténtico, es muy turístico entre los Chinos, y en el fondo no es más que un puente relativamente bonito y un pequeño monasterio a su lado.

Por contra, algo más abajo en la carretera, tomando un desvío de unos 2km desde el eje principal, se encuentra la zona de los pueblos de Sixi y Yancun. Ambos datan del 1199 de nuestra era, y son fantásticos lugares donde observar la vida tradicional de los chinos prácticamente intacta. Poseen también arquitectura preciosa de paredes blancas y tejados en losetas de pizarra gris oscuro, así como una enorme variedad de residencias con preciosos patios interiores abiertos, con espacios diseñados siguiendo los principios del ‘Feng Shui’.

lingyan, china rural
Cuevas en Lingyan, Wuyuan

 

Organiza tu viaje a la China rural

Si China rural, arquitectura tradicional, 0% turismo occidental y paisajes preciosos de montaña es algo que cuadra con tu estilo de viaje, no dudes en contactar conmigo si necesitas ayuda para organizar tu viaje a este región. Alternativamente, puedes montártelo tu mismo con la aplicación web para organizar viajes de tripperzone.

2 comentarios en “Wuyuan: China rural para un viaje alternativo

  1. La China rural no es un viaje para pusilánimes, y, aunque da muy bien en las fotos y en las descripciones, la realidad es dura.

    Conozco China desde 1995 aproximadamente, y acabo de llegar hace menos de una semana (junio 2017) del Xinjiang (desde Kashgar hasta Charkilik, 1500 km aproximadamente, siguiendo las ciudades-oasis del recorrido Sur de la Ruta de la Seda). Xinjiang es una región tan ocupada como el Tibet, aunque se hable menos de ella y que esta siendo destruida a marchas forzadas. Tres semanas, sin hablar una sola palabra de Chino (no olvidemos que podemos preguntar “donde está la parada del autobús?” aprendiendo la frase de memoria… lo malo es que la entonación es vital en Chino, y es muy posible que no la demos correctamente, con lo cual no lo entenderán, y, por otra parte, la respuesta puede ser: “la primera calle a la derecha y la segunda a la izquierda”, que obviamente no vamos a entender.

    China da muy bonito en fotos, pero desde luego la realidad es enormemente mas compleja. A mi me fascina Asia y por lo tanto tengo tendencia a encontrarlo todo bien.

    Pero un viaje por China es enormemente complejo, y en un grado de dificultad entre el 1 y el 10, siendo 1 un viaje a la Ribera Maya, y 10 un trekking en Mauritania, yo lo calificaría con un 7.

    Probablemente Wuyuan no tenga esta dificultad, pero no hay condiciones higiénicas, los servicios son a la turca – cuando no son letrinas puestas encima de zanjas – los restaurantes tienen en la pared pintados los nombres de los platos (en chino evidentemente)

    1. Gracias por tu comentario compartiendo tu experiencia Carlos! Me alegro de que el viaje por el Oeste de China te haya ido bien:)

      Respecto a Wuyuan, aprovecho para aclarar que mi experiencia personal a nivel de higiene fue satisfactoria, con un nivel de confort razonable en todos los lugares donde me alojé, aunque la barrera lingüística es tan grande como en cualquier otra parte no turística de China y, desde luego, da lugar a muchos malentendidos, especialmente cuando se intenta realizar en autostop, donde la comunicación es vital.

      Un saludo!

Deja un comentario