Todo listo para despegar

¿Otro blog de viajes? No, gracias.

Vamos al grano: ¿alguien necesita OTRO blog de viajes?

¡Por supuesto que no! Los hay a patadas. Busca “qué hacer en París” por Google y brotarán resultados de bloggers de viajes como setas tras día lluvioso de otoño.

Este blog está encarado a otro tipo de viajero, al viajero que viaja por pasión, para descubrir y aprender de otras culturas, para fascinarse con paisajes y arquitectura inéditos sin necesidad de retratarlos para colgarlos en las redes. Un viajero que no recorre las ciudades de monumento en monumento, sino de calle en calle y que no ve ‘nativos’ sino que interactúa con seres humanos.

También va enfocado al viajero que asume los viajes como una experiencia vital, muchas veces incómoda, en la que el confort no es la prioridad y donde el lujo es absolutamente innecesario. Para un viajero que entiende que parte de la esencia de viajar es vivir las cosas a ras del suelo, como la gente local y rodeado de gente local.

En resumen: escribo este blog a título personal para todas aquellas personas que se sienten identificadas con una forma de viajar distinta, más alejada del turismo, de las redes sociales, de los monumentos y de las fotos perfectas. Personas que viven los viajes en primera persona y saborean cada rincón oculto del planeta. Un blog para pastores humildes, no para ovejas pretenciosas.

 

¿De qué va a tratar este blog?

En pocas palabras, de todo lo que en general no tratan los otros.

Este blog va a tratar temas de muchos ámbitos: algunos estarán relacionados contigo como viajero: formas de viajar, el equipaje, psicología…

Otros estarán relacionados con tu viaje directamente, donde te daré muchas claves para organizar mejor tus viajes, para ahorrar dinero, para montar rutas eficientes, estrategias de vuelos, montaje de grandes viajes…

También te daré consejos y trucos de varios tipos para aplicar mientras realices tu viaje: orientación, gestión de presupuesto, técnicas de regateo, detección de estafas, técnicas de supervivencia…

Finalmente, habrá también artículos explorando lugares del planeta poco conocidos que podrían interesarte, así como discusión sobre todas las novedades que creamos que puedan de tu interés en el ámbito de los viajes.

Sin más preámbulos, ¡vamos allá!

5 comentarios en “Todo listo para despegar

  1. Tras haber viajado (mucho) toda mi vida por trabajo (como unos 60 a 100 vuelos al año, parte de los cuales intercontinentales) me di cuenta de mi fascinación por Asia en general y por China en particular. La India de los slums de Bombay y de Calcutta tal vez sea un poco demasiado dura. Total, que, una vez jubilado, decidi hacer el viaje que siempre había soñado. viaje no organizado (que es distinto de desorganizado) por el Desierto de Takla-Makan y las ciudades oasis de la Ruta del Jade. Alli no hay trenes, muchos albergues no aceptan a gwailos (occidentales), y, desde luego, no hay más que la (espero) amabilidad de los habitantes. Y me voy dentro de 10 dias… conoci tripperzone un poco demasiado tarde para que Dani me ayudase a (des)organizarlo, pero no pierdo las esperanzas de que me ayude en mi proximo viaje… una semana de Tour por Nueva Zelanda en moto clásica. Conducir por la izquierda tiene su aquel, pero los paisajes de Nueva Zelanda lo compensarán. Y enseguida pone uno el chip…

    1. ¿Qué tal, Carlos?

      Desde luego la zona alrededor del desierto de Taklamakan es una de las menos exploradas, más auténticas y culturalmente más increíbles que existen en el mundo. Estuve ahí hace 2 años, recorriendo la ruta de la seda desde Uzbekistán hasta Tailandia a través de China, y desde luego lo recomiendo muchísimo para almas aventureras como la tuya.

      Te aviso ya de que yo no contaría en exceso con la amabilidad china en la zona, pues desde luego amabilidad no es un rasgo que defina su carácter. Los chinos van a su aire y no les gusta ser molestados. La ventaja es que tampoco les gusta molestar, así que problemas no los vas a encontrar. Mi única recomendación es que aprendas algunas frases de viaje en Chino antes de salir, pues puede resultarte extremadamente útil, mucho más que en cualquier otro país, dado que ayuda vas a recibir muy poca, nadie ahí habla inglés, y las localidades, incluso las pequeñas, resultan abrumadoramente grandes y complejas.

      Por lo demás, disfruta de tu viaje y pásalo genial, es uno de los lugares más interesantes del planeta 🙂

      1. Gracias por el aviso Dani! bueno, he viajado bastante por China, en los años 90, cuando China era China y los funcionarios iban con cuello Mao. Eran viajes de empresa, asi que las condiciones de viaje eran distintas, pero en todas las negociaciones contractuales pude aprender en mis propias carnes que la empatía no es palabra china. No es que fuese un problema, disfruté cada minuto de las negociaciones durante los cinco años en que trabajé en ese mercado. Hasta lo escribi en mi blog: “http://takla-makan.com/2016/03/15/qinghai-lake-and-wild-donkeys-or-empathy-is-not-a-chinese-word/” sobre el viaje, que voy a volver a actualizar en cuanto empiece el viaje.

        Pero si, un simple paseo por el mercado de Guangzhou da una idea de la falta de empatía china.

  2. Enhorabuena por esta iniciativa Dani! Después de descubrir la aventura de viajar sola y a mi aire ya no quise más organizados. Como tú dices tantas veces resulta incomodo, incierto, arriesgado… pero el placer de la aventura y lo que puedes llegar a compartir con personas de tantos sitios lo compensa todo. Viajar así cambio mi vida, ahora me encuentro inmersa en el viaje de emprender, todo porque un día conocí Etiopía y a los cultivadores del mejor café del mundo… Volví en varias ocasiones a este país fascinante y lo siento como mi segunda casa. En este momento no puedo pensar en moverme “físicamente”, pero desde esta ventana seguiré tus pasos y soñare con esos destinos hasta que vuelva al ruedo 😉

    1. ¡Buenas Maribel!

      Tienes toda la razón, la incomodidad parece resultar adictiva… Y me atrevo a añadir que da mucha perspectiva a la vida que llevamos aquí en occidente y ayuda a valorar más lo que nos rodea, así como a ser más críticos con ello a la vez.

      Espero que pronto puedas volver a viajar y te reencuentres con tu segundo hogar. Mientrastanto, ¡suerte con el café!

Deja un comentario