Gran Muralla Alternativa en Jiayuguan

La Gran Muralla alternativa en China: Jiayuguan

El primer pensamiento que te debe venir a la cabeza cuando se habla de China es la Gran Muralla. El segundo pensamiento seguramente será la enorme masificación que esta sufre. Te invito a tener un tercer pensamiento: teniendo en cuenta que hay más de 21.000km construídos… ¿Por qué no visitar un tramo alternativo donde no vaya tanta gente? Te invito a descubrir la Gran Muralla alternativa en China, en Jiayuguan.

 

¿Cómo es realmente la Gran Muralla?

Muchos imaginan la gran muralla como un solo muro que atraviesa medio continente asiático. A primera vista, no dista mucho de la idea general, pero no es la realidad. La realidad es que existen múltiples murallas chinas situadas en distintas zonas a lo largo de miles de años. Algunos tramos coinciden con los anteriores, otros tramos son nuevos completamente, pues las fronteras cambiaban a lo largo de los siglos. Algunos tramos están destruidos y otros son perfectamente visibles.

Existe, por lo tanto, una enorme diversidad en la Gran Muralla, que la hace única y nos permite descubrir formas de construcción completamente distintas según la zona donde la exploremos. Los turistas suelen explorar 4 zonas que están considerablemente cerca de Pekín, al norte de la capital. Sin embargo, existen muchos tramos de Gran Muralla alternativa en diferentes zonas de China. Quizás, por su situación geográfica y notoriedad histórica, el más significativo sea el de Jiayuguan, que representa el inicio de la muralla en su extremo Oeste, cerca del desierto de Taklamakán.

 

Jiayuguan, un tramo inédito de Gran Muralla

Muy poca gente se ha aventurado o siquiera ha oído hablar de esta población. Se sitúa en el extremo Oeste de la provincia de Gansu, tiene unos 250.000 habitantes (lo que la convierte en un ‘pueblecito’ según las medidas de China) y posee una fortaleza de la época de la dinastía Ming (siglo XIV) que protegía un paso de montaña muy importante para la Ruta de la Seda, que en aquellos tiempos enriquecía al país en gran manera a través del comercio desde Europa, a través de Asia Menor y hasta Xi’An, la antigua capital del imperio Chino.

Las invasiones desde Mongolia y todo tipo de grupos armados y bandidos eran habituales en aquellos tiempos, así que hacer llegar la Gran Muralla hasta el paso resultaba muy importante para proteger los intereses comerciales del Imperio.

Jiayuguan se sitúa al borde del desierto de Taklamakán por el Oeste y el de Gobi por el Norte. El de Taklamakán es el segundo más grande del mundo de dunas de arena. El nombre de Taklamakán significa ‘irás y no volverás’, tal es la dureza del entorno, aunque hoy en día los chinos hayan hecho pasar 2 autopistas por en medio. Por su localización y geografía, este tramo de Gran Muralla alternativa no es exlusivamente de piedra. En su lugar, la tierra, la arena y el adobe ocupan el lugar dominante, haciéndola prácticamente invisible en el terreno rojizo y grisáceo por el que serpentea.

 

Visitando la Gran Muralla alternativa

Tanto la fortaleza como el tramo de la Gran Muralla que llega hasta ella pueden visitarse en la actualidad. El acceso quizás es lo más delicado, pues al tratarse de una zona remota de China no encaja en un viaje convencional. Mi recomendación es que aproveches para ver las provincias de Gansu y/o de Xinjiang como complementos a esta visita. Atractivos no les faltan, ¡te lo aseguro!

Caminar por encima de la muralla totalmente en solitario es un placer para los sentidos. Miras a un lado y ves las montañas al Sur. Miras hacia el otro lado, y ves el desierto de Gobi, de un tono gris oscuro muy poco apetecible. Al horizonte siempre está la muralla, que sigue en pie tras tantos siglos, serpenteando y siguiendo el relieve de las montañas.

El fuerte es una construcción impresionante, del mismo color y material que el terreno. Tiene diversos niveles defensivos, murallas interiores, así como palacios, templos, salones y patios. Las vistas si paseas por los distintos niveles de muralla son espectaculares. Cuesta muy poco dejarse llevar al pasado. Cuesta muy poco divisar las caravanas de comerciantes llegando tras un duro día a través del desierto. Y resulta extremadamente fácil impregnarse de la magia de la Ruta de la Seda, de sentirse en un cuento de las Mil y Una Noches.

 

Organizar un viaje a través de la China Alternativa

China no es fácil, y la China alternativa aún menos. Sin embargo, el premio que otorga es difícil de comparar con otros países. Un viaje a la Gran Muralla alternativa y a zonas de los alrededores de Gansu y Xinjiang te permitirá descubrir lugares de China que jamás habrías imaginado que pertenecían a dicho país.

Esperamos que la aplicación web de tripperzone te sea útil para organizar un viaje a China. De lo contrario, estoy a tu disposición a través del servicio de asesoría para ayudarte a organizar tu próxima aventura.

Deja un comentario